sábado, 8 de junio de 2013

El secreto a voces deja de serlo

Tenía que acabar pasando. Ahora que ha saltado la liebre sobre la próxima publicación de Pathfinder en castellano, todos los interesados en el juego hacen (hacemos) cábalas sobre cuál será el futuro de la línea editorial, ahora que ya no hay dudas acerca de que está en manos de Devir. Bueno, yo he jugado muchísimo a este juego, que me sigue gustando a pesar del hartazgo que tenía del mismo tras terminar Legacy of Fire, el último de los Adventure Path que he estado dirigiendo los últimos tres años, que se suma a Rise of the Runelords, Curse of the Crimson Throne (mi absoluto favorito), Second Darkness y Kingmaker (que también gustó mucho en nuestra mesa de juego). Todos ellos como director de juego, como jugador sólo he podido disfrutar de las dos primeras partes de Skulls & Shackles, además de una campaña de D&D 3ª jugada con reglas de Pathfinder. Así que el juego me gusta, y me interesa la noticia de su traducción.

Como decía, ya que se confirma la traducción del juego, voy a levantar un instante la vista de los manuales de RuneQuest y Basic RolePlaying que monopolizan mis partidas estos días, pues me gustaría aportar mi granito de arena a la discusión que se está generando en torno a este asunto. Particularmente en relación a la idoneidad de que sea la editorial Devir quien se ocupe de esta línea, tarea que se antoja muy complicada.

Así que me gustaría intentar una pequeña reflexión sobre los que, creo, son los factores a tener en cuenta en esto, tanto a favor como en contra. Esto no es más que hacer una quiniela, porque queda claro que la opinión de los aficionados no va a cambiar una política editorial a menudo diseñada con al menos un año de previsión. Pero para eso están los blogs, para comentar cosas.

Primero, a pesar de los quebraderos de cabeza que la editorial ha dado a los aficionados de D&D 4ª edición (motivo para alegrarme de que esa edición no despertase mi interés), con una selección de productos a publicar que a veces parecen haber sido escogidos lanzando dardos a una diana, no hay que olvidar que Devir también ha hecho buenos trabajos. Particularmente, con tercera edición, creo que el balance de su trabajo, si no perfecto, si fue al menos positivo. Sí, hay casos concretos en los que esto no se cumple, he oído quejas sobre Dragonlance, y creo que Eberron tampoco salió muy bien parado, pero para cuando se dio el salto de ediciones, una buena porción de todo lo producido por Wizards of the Coast tenía su traducción. Polémicas de traducción incluidas, sigue siendo algo meritorio.

Pero no hay que olvidar lo que ocurrió con la cuarta edición, un caos en el que se traducían productos que contaban ya con años en su edición original. Y lo peor de todo, se dejaban las cosas a medias, como ocurrió con Essentials, línea que, juraron y perjuraron sobre como saldría íntegra en castellano hasta que llegó el momento en que se dijo lo contrario. Lo peor, la sospecha de que mientras decían que sí, que publicarían el resto de la línea, ya sabían que eso no iba a ocurrir. De ser cierto (cosa que no puedo confirmar), esa traición a la confianza de los aficionados se merecería una reacción de absoluta negativa hacia sus productos.

Incluso dejando esas sospechas de lado, hay algo en el anuncio realizado por Jordi Zamarreño que me inquieta. A día de hoy su blog Traducciones no Simultáneas se erige como, de forma oficial u oficiosa, único órgano de expresión de Devir sobre la política editorial de la compañía, así que es la única información que podemos utilizar para evaluar la situación. Pues bien, el Señor Zamarreño aludió, entre otros motivos que llevaron a la editorial a decidirse finalmente a entrar en negociaciones con Paizo, a la larga espera que hay hasta la quinta edición de Dungeons & Dragons, el cacareado D&D Next (que nombre más horrible).

Ese punto en concreto es el que hace sonar mis alarmas. Falta por lo menos un año para la aparición de D&D Next, así que vamos a rellenar el tiempo con Pathfinder, nos dicen. Vale. Pero el caso es que ese año acabará por transcurrir, la enésima vuelta de tuerca de Wizards a D&D llegará al mercado. Así que, ¿Qué ocurrirá entonces? ¿Publicará Devir Pathfinder y D&D a la vez? Son líneas que compiten por el mismo nicho de mercado rolero. Son, como los describía Carlos de la Cruz, los dos grandes dinosaurios que se embisten por ver quién es el macho alfa de la charca de los juegos de rol.

No veo a los dos títulos en una misma editorial. Sobre todo, no los veo igual de bien tratados por esa editorial, si llegase el caso. Uno de los dos tendría que perder.

Al final de todo, creo que sólo hay un factor que tenga verdadero peso a la hora de saber si Devir hará un buen trabajo con Pathfinder o una chapuza. Y es el beneficio que vayan a hacer con las ventas del juego. Si el juego vende mucho, se le dedicará más esfuerzo y recursos para su traducción, al estilo de D&D 3.X. Si las ventas no resultan tan rentables como se esperaba, habrá un caso similar a D&D 4ª.

Puede que, si Pathfinder hace regresar las cifras de ventas que hizo Devir a mediados de la pasada década, sea el nuevo D&D el que salga desfavorecido. Pero si la apuesta por el título de Paizo sale mal, no me cabe duda de que será desechado en el momento en que Wizards presente su competidor en la pugna por liderar la comunidad de juegos D&D.

Así que la pregunta realmente importante es ¿Se venderá bien?

Evidentemente, en Devir deben de creer que sí, o no habrían apostado por este juego, cuya licencia parece cara y muy exigente. Personalmente, no tengo ni idea sobre las posibles ventas. De saberlo con seguridad, me dedicaría a labores de consultoría, pero como no es el caso, no aventuraré una respuesta. Lo que puedo hacer es tener en cuenta algunos factores a tener en cuenta.

Para empezar, existe un grupo en proceso de organización de aficionados a Pathfinder. Me refiero a la Sociedad de Exploradores, de las que hay delegaciones, primero en Madrid, pero ahora ya en otros puntos. Si los señores de Devir son listos, mejorarán la actitud que mostraron con el Juego Organizado de D&D (pasaron totalmente de apoyar tales eventos) y mimarán a la Sociedad. Son quienes pueden hacer más por la popularización del juego entre quienes no lo tienen ya.

Que esa es otra. A día de hoy, tres años y pico después de la primera tirada del Core Rulebook, quien quisiera jugar a Pathfinder ya tiene el juego y los suplementos que considere necesarios. Devir no puede esperar que yo, que entre manuales, guías y escenarios cuento con más de treinta libros de este juego, vuelva a comprarlos porque ahora serán en castellano. Vamos, ni por apoyar el rol patrio ni por otras chorradas por el estilo me vuelvo a dejar ese pastizal. Y me atrevería a afirmar que la mayoría de jugadores comparte mi posición. Hace más de un año que no adquiero nada de Pathfinder, pero después de ver el adelanto de plan editorial ofrecido por el Señor Zamarreño tardaré en ver algo que no tenga ya. Ni siquiera me plantearé hacerme con nada hasta que se publique algo que me resulte novedoso, lo que puede tardar. Así que, si quieren compradores para el manual básico, para los bestiarios, para la Advanced Player´s Guide, para los primeros Ultimate, necesitan gente nueva. Lo que nos lleva de nuevo a la Sociedad de Exploradores.

Estírense, señores de Devir. Ofrezcan su apoyo a quienes están dispuestos a organizar partidas en jornadas, a quienes dirigen regularmente escenarios de la Sociedad a jugadores casuales que podrían convertirse en aficionados acérrimos del juego. Traduzcan los escenarios de la Pathfinder Society, implíquense un poco en la popularización de su juego, y ayuden a quienes les ayudan.

O no hagan nada, esperen a ver si el juego se vende bien, y si no es así le dan boleto y a probar suerte con D&D Next, que podría arrasar y destronar a Pathfinder en EEUU o podría correr como un pollo sin cabeza, tal como le ocurrió a la cuarta edición. Ustedes verán.

7 comentarios:

  1. muy acertado lo que comentas sobre el engaño de essentials. No recordaba como transcurrieron las cosas, pero es un detalle muy a tener en cuenta sobre lo que podemos esperar.

    saludos, muy interesante tu análisis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, realmente no se puede decir sin más que lo de Essentials fue un engaño. Personalmente sospecho que algo de eso hubo, pero sin estar seguro no puedo pasar de eso, de sospechar. Desde luego, lo que parece con la seguridad que daban inicialmente de publicar la línea completa sonaba a eso de "Prometer y prometer hasta vender, y después de vendido olvidar lo prometido".

      Pero tampoco hay que descartar por completo la posibilidad de que fuesen sinceros cuando lo decían. No sé, el caso es que fue una decepción para quienes se interesaban en Essentials.

      Un saludo, y muchas gracias.

      Eliminar
  2. Entiendo tu postura, maese Cronista, y al igual que tú, yo también tengo algo comprado de Pathfinder (el Core y el Bestiary, además de tres o cuatros suplementos en PDF mediante la web de Paizo). Pero también creo que la gran mayoría de los aficionados al rol en España no compran ni consumen juegos de rol en inglés: y meto en ese saco a directores de juego y, sobre todo, a jugadores, que en la mayor parte de las veces no tienen ni las ganas ni el tiempo de ponerse a leer algo en inglés. Por tanto, la traducción llega tarde, sin lugar a dudas, pero creo que será muy bien recibida por un gran sector que lleva años oyendo hablar de lo bueno que es el juego, pero que no habían dado antes el paso (por el motivo que fuera) a su adquisición en inglés. Es algo que vivo en mis propias carnes: a mi me da igual tener un juego en español o en inglés, pero a mis jugadores no, y si quiero que jueguen a algo que esté en inglés (como ya hice en su momento con el Pathfinder) tengo que traducirle todo o buena parte del manual (al menos lo que ellos van a utilizar) si quiero que lo prueben. Y me temo que esto ocurre en multitud de ocasiones y en muchos grupos de juego. Lo de que si dentro de un año D&D y Pathfinder se darán de tortas es algo que, de momento, no me inquieta demasiado: me inquietaba más que nunca pudiera tener un Pathfinder en castellano para que mis jugadores lo disfrutaran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez tenga usted razón, Maese Polo, y mi visión esté sesgada por la mayoría de gente con la que juego. De ser así, y supongo que los de Devir, que son quienes se juegan el dinero, comparten su opinión, la publicación de Pathfinder tiene más sentido, comercialmente hablando.

      Y desde luego, de aquí a un año pueden ocurrir muchas cosas. Pero va a ser curioso contemplar lo que ocurra cuando en Devir se encuentren en la tesitura de escoger entre D&D y Pathfinder, de llegar a ese punto.

      Eliminar
  3. Sí, lo mejor de todo es que si al final cambian a D&D Next dejando atrás a Pathfinder todavía tendrán la excusa de decir que han traído los libros más importantes del juego y que así si quieres seguir la línea la puedes conseguir en inglés (pero ya lo que no es indispensable, of course).

    Vamos que pueden hacer la jugada y quedar como unos señores traduciendo lo que van a traducir y publicar durante este año...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso podría fastidiar potencialmente a muchos jugadores. Por un lado, si Antonio Polo tiene razón, hay una buena cantidad de gente dispuesta a hacerse con este juego pero que no dominan lo bastante el inglés, así que les viene bien que lo publiquen aquí.

      Por otra parte, uno de los mejores argumentos para hacerse con el juego son los Adventure Path, que empezarían a publicar tras todos los manuales preparados inicialmente (Core, Bestiary, Inner Sea World Guide, etc). Si cortan la línea después de publicar los manuales, dejando las campañas en inglés, a más de uno no le va a hacer ni pizca de gracia.

      En fin, habrá que ver lo que pasa al final.

      Eliminar