miércoles, 5 de junio de 2013

Culto de la Orden Teutónica

ORDEN TEUTÓNICA (CULTO TEISTA)

RUNAS: Ley, Muerte y Tierra.

MITOS E HISTORIA: Fundados en Tierra Santa durante el S. XII, sus miembros se extraían sobre todo de la nobleza germánica. Allí tuvieron como cuartel general el castillo de Monfort, una enorme fortaleza que podía albergar hasta unas dos mil personas, situada en lo que hoy es Israel.

Durante el gobierno de la Casa Hohenstaufen jugaron un papel muy importante, principalmente a causa de la influencia que su Gran Maestre Hermann von Salza ejercía tanto sobre el Emperador como sobre el Papa. Esto tuvo como resultado el que el destino de la Teutónica fuese muy distinto al de las otras órdenes militares.

Tras la pérdida de Tierra Santa, los caballeros teutones lanzaron su cruzada contra las últimas tierras no cristianas de Europa, donde acabarían por fundar su propio estado, el Estado Monástico de los Caballeros Teutones, o más simplemente el Ordenstaat.

NATURALEZA: Aunque similares en origen y organización a los caballeros templarios y los hospitalarios, los caballeros teutónicos conforman una orden con sus propias peculiaridades. Sus miembros son, en su inmensa mayoría, de origen germano, mientras que las otras órdenes están compuestas sobre todo por caballeros ingleses y franceses. Visten túnica y capa blancas, adornada con una cruz negra de forma más bien peculiar.

ORGANIZACIÓN: Los caballeros teutones se organizan en fortalezas, a las que denominan conventos. Estas cumplen las funciones tanto de base militar desde la que llevar a cabo sus expediciones ofensivas y la defensa del territorio, como la de monasterios en la que los hermanos teutones pueden dedicarse a la contemplación y oración. Cada convento está dirigido por un komtur, que ejerce las funciones de abad y comandante.

Cada región geográfica dominada por la orden, como Prusia, con todas las fortalezas que allí se encuentren es gobernada por un Ostmeister, o Maestre de la Tierra. Por encima de los Ostmeister está el Gran Maestre.

CONVERTIRSE EN MIEMBRO: Como en las demás órdenes militares, el ingreso en la Orden Teutónica es algo que queda reservado a la nobleza, sobre todo a la de origen germánico. Como monjes que son, los iniciados han de tomar los Votos de Obediencia, Pobreza y Castidad.

RESTRICCIONES: Las propias de la religión cristiana, acrecentadas por los Votos tomados. Resultaba muy habitual que, al igual que otras órdenes militares, los teutones a menudo no retrocedían ante el enemigo, por muy grave que fuese su situación. Esta muestra de valor, o fanatismo, llevó a numerosos caballeros a morir con las armas en la mano.

HABILIDADES: Combat Style (Caballero), Courtesy, Devotion, Endurance, Exhort, Oratory, Ride, Willpower.

MAGIA: Los iniciados en la Orden Teutónica tienen acceso a los siguientes Milagros; Aegis, Berserk, Consecrate, Dismiss Magic, Earthquake, Heal Wound, Perseverance, Sacred Band, True Sword, True Lance.

DONES: Aquellos considerados merecedores por los patrones de la orden pueden ser recompensados con los Dones Mighty, Swiftness o Weapon. Casi nunca más de un Don al mismo caballero.

ALIADOS Y ENEMIGOS: La Orden Teutónica es muy poderosa, pero sus enemigos son numerosos. Los más inmediatos, los musulmanes que les combaten en Tierra Santa, y los bálticos que practican la religión romuva, prusios sobre todo. Polonia y el Principado de Novgorod tampoco tendrán muchos motivos para sentir simpatía por la Ordenstaat.



Dentro del seno de la Iglesia, la Orden Teutónica se encuentra en el centro mismo de la disputa entre güelfos y gibelinos, siendo considerados parte de la segunda coalición debido a la larga amistad entre Hermann von Salza con Federico II. Los términos del acuerdo que permiten su cruzada contra Prusia determinan que todo territorio conquistado más allá del Río Vístula queda en posesión de la orden. Habida cuenta que la Hermandad de la Espada ha de entregar dos terceras partes de sus conquistas al Obispado de Riga, la irrupción de los teutones despierta no pocos recelos entre los poderosos, que ven peligrar su fuente de enriquecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada