viernes, 29 de noviembre de 2019

Val-du-Loup (Sesión 0)

Hace unos días nos reunimos para crear los personajes que jugarán la campaña que he estado preparando las últimas semanas. Los jugadores ya han tenido oportunidad de aprender sobre el sistema de Mythras y fijarse en aquellos aspectos del juego que a menudo pueden pasarse por alto, como las reglas de Pasiones, a fin de tenerlo en cuenta con sus próximos PJ. También, cosa curiosa, esta va a ser la toma de contacto con los sistemas de magia del manual, hasta ahora, los que habían visto algo de este tipo en las partidas -en las jugadas en Poniente no hubo nada de este tipo- lo hicieron con Classic Fantasy. Me esforcé en dejar claras las diferencias, como que cualquier tipo de magia podría cubrir cualquier tipo de efecto (por inercia estaba presente la idea de que la magia teísta sería la que sirviese para curar mientras que la hechicería se usaría para lanzar rayos y bolas de fuego, me parece). De todos modo pienso usar las reglas, más específicas para un entorno como este, de Mythic Constantinople, para la magia, que no será de uso tan libre como lo sería por defecto.

Igualmente, algunas explicaciones sobre el entorno de campaña. La historia se ambientará a partir del año 1235, y dará comienzo en la ciudad de Reims, paso previo a la llegada del grupo al Val-du-Loup, verdadero escenario en el que se desarrollarán las aventuras. Como acostumbro en este tipo de campañas más libres, mi idea es ir comenzando con algunas aventuras ya preparadas para ir dando oportunidad para que los jugadores empiecen a familiarizarse con el lugar y sus habitantes, y poco a poco ir soltando cuerda para que la campaña comience a moverse por iniciativa suya. La verdad es que algo de ilusión sí tengo por estas nuevas partidas, tengo esperanzas de que den buenos momentos.

Por cierto, que al usar Stupor Mundi como ayuda para la creación de los PJ, me di cuenta de ciertos errores en la adaptación que realizó el autor de este suplemento al pasarlo a RQ6, y me tocó resolverlo un poco al vuelo -y tomando notas-. Cosas como un número incorrecto de habilidades al presentar las profesiones específicas y sobre todo, las culturas.

El grupo de personajes jugadores que comenzará a protagonizar esta historia a partir de la próxima semana está formado por:


-Rodrigo de Onís: joven caballero asturiano, cuyos padres fallecieron siendo él muy joven. Puesto al cuidado de su tío, caballero de la Orden del Temple, Rodrigo se adiestró con las armas como caballero a la vez que estudiaba como un monje. En cuanto tuvo la edad suficiente tomó los votos y se convirtió él mismo en un caballero templario.

Recientemente su tío le ha hecho entrega de una herencia familiar, una misteriosa reliquia consistente en un pequeño frasco de oro labrado, sin ninguna obertura o tapón. El ya anciano caballero explicó que aquel objeto había sido custodiado por su familia durante generaciones y que ahora recaería en Rodrigo aquella tarea, que probablemente había costado la vida de sus padres. Por su seguridad y para averiguar más cosas sobre la misteriosa reliquia se ha enviado a Rodrigo en un largo viaje rumbo a la encomienda de Epeedor, situada en una aislada región boscosa en el Bosque de las Ardenas.


-Francesc: criado en las calles de Barcelona, aprendió desde niño a buscarse la vida como fuese, robando de aquí y allá para poder comer. Al crecer pronto quedó claro que no sería el típico raterillo escurridizo, pues aunque rápido y de buenos reflejos, también es alto y de aspecto desgarbado, lo que le hace difícil pasar desapercibido. Tras un golpe que no salió tan bien como le habría gustado tuvo que huír de la ciudad condal siendo todavía un adolescente, encaminando sus pasos hacia la frontera del sur, en la recientemente conquistada Valencia.

Allí las cosas le fueron bien durante un tiempo, pero el desastre llegó cuando se unió a un grupo que pretendía realizar una algarada en tierra de moros. El grupo fue emboscado y derrotado con facilidad y Francesc acabó vendido como esclavo en el Reino de Granada. Allí pasó unos años hasta que finalmente pudo huir de regreso al norte. Decidido a probar suerte al otro lado de los Pirineos la vida le ha hecho rebotar de un sitio a otro hasta llegar a las fronteras del Sacro Imperio. Allí ha comenzado una asociación con dos germanos tan errantes como él mismo.


-Werner: este soldado de fortuna ha viajado la mayor parte de su vida de un condado a otro, pasando por baronías y obispados en busca de señores que le paguen por librar sus batallas. Por ahora no le ha ido mal del todo; conserva todos sus miembros, porta una pesada armadura de escamas de metal y tiene una mula con la que poder transportar sus posesiones, ganadas gracias a su habilidad con las armas. Pero todavía no ha conseguido el gran botín que le permita retirarse, ni ha encontrado un señor con el que poder asentarse tranquilamente. Por el momento sigue viajando en compañía de su buen amigo Friedrich y de Francesc, que recientemente se les ha unido.

Cree en mantener la palabra dada a sus amigos y patrones, y siente una atracción irresistible hacia las mujeres que en ocasiones le ha metido de cabeza en algún problema. Pero pocos saben de la extraña capacidad de Werner para saber cuando hay hechicería en las cercanías, lo que le provoca un incómodo escozor en la piel. Prefiere mantener esto en secreto, para no despertar recelos o el interés de las autoridades locales, que podrían encontrarle útil para cazar brujos o peor, considerarlo como tal.


-Friedrich: Criado en los bosques cercanos a Luxemburgo, Friedrich se encuentra más a gusto en la espesura que en mitad de una poblada urbe. Conoce muchas especies de plantas y sus propiedades, sabe como seguir el rastro de un animal o un hombre, como orientarse en la foresta, y como obtener comida allá donde otros perecerían de inanición. Lamentablemente, Friedrich ha desarrollado una dependencia por el consumo de ciertas setas y hongos que sabe encontrar en el bosque, cuyos efectos encuentra muy placenteros y sin los cuáles puede pasar por serios problemas.

En su lecho de muerte, su padre le hizo jurar que habría de recuperar el honor perdido de su familia recobrando lo que les habían robado años atrás: parte de la calavera de san Hunguero, robada por desconocidos. Friedrich juró, y ese juramento pesa sobre él, pues no tiene ninguna pista del paradero de la reliquia robada. Durante sus viajes conoció al mercenario Werner, a quien ahora unen estrechos lazos de amistad. Más recientemente se les ha unido Francesc, un hábil ladrón que parece tener muchas ganas de dejar atrás su tierra natal.

Actualmente, los tres aventureros se encuentran en Reims, discutiendo su próximo destino y buscando nuevas oportunidades para lucrarse o alcanzar sus propios y personales objetivos. También a esa ciudad ha llegado, tras un largo viaje, el caballero templario Rodrigo de Onís...


Pues si todo va bien la semana próxima comenzamos la campaña, de la que tengo intención de ir dejando registro de la misma aquí en el blog.

4 comentarios:

  1. Tiene buena pinta! 😋👍
    Ya tengo ganas de ver en qué líos se meten.
    El detectar hechicería de Werner me recuerda al personaje de Okura de mi campaña de samuráis. 😆
    Una curiosidad: ¿se supone que entre ellos se comunican en latín?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo tienen tan fácil. Antes de comenzar a preparar los personajes les expliqué que en la región en la que se va a jugar se habla dos idiomas; una de las lenguas de oïl antecesoras del francés, y uno de los dialectos francos que descienden del alto alemán antiguo. Así que en conjunto el grupo puede comunicarse en ambas lenguas, aunque la que tienen en común entre sí es la de oïl.

      La cualidad de Werner salió como resultado en la tabla de eventos de trasfondo, un resultado muy curioso. Podría haber escogido algún otro elemento sobrenatural como disparador de su "sentido arácnido" pero el jugador se decantó por la hechicería. La reliquia de la que es portador Rodrigo, la época como esclavo de Francesc y el juramento de Frederich tienen como origen la misma tabla.

      Eliminar
  2. Seguiré este diario de campaña con interés.

    Val-du-Loup es uno de los suplementos que compré a raíz de la lectura casi completa del blog que hice hace unos años (a raíz del mecenazgo de RQ6) y que más cariño he cogido tras la lectura superficial que hice (no me gusta leer a fondo un suplemento que no sea de reglas hasta que lo voy a usar).

    También me compré Stupor Mundi RQ6 antes de que lo retiraran, así que puedo y pensé que sería un buen punto de partida para introducir Val-du-Loup.

    🍿🍿🍿🍿🍿🍿🍿

    Por cierto, ¿alguna web para mirar lo de las lenguas antiguas europeas según el periodo?, además de la wikipedia, quiero decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Val-du-Loup me encanto desde la primera lectura. Es lo más parecido que he encontrado nunca a Mistridge, suplemento para Ars Magica que para mí fue un hito como rolero.

      No sabría recomendar ninguna web sobre el tema de las lenguas. Lo poquísimo que sé del tema viene principalmente de conversaciones con un amigo lingüista. Curiosamente, el mismo que dirigió la saga de Mistridge en la que jugué.

      Eliminar