martes, 16 de julio de 2019

Coddefut´s Stipule

La trilogía de Lyonesse es mi obra favorita de Jack Vance, autor que por lo general me gusta pero que solo puedo tolerar en dosis moderadas, so pena de acabar considerando un tanto cargante el estilo de sus diálogos y la actitud picaresca de sus historias. Pero Lyonesse, aunque tiene mucho de eso, ofrece también elementos en sus tres novelas que la vuelven mucho más digerible a mi gusto que, por ejemplo, los libros de La Tierra Moribunda. Cuando leí la trilogía -publicada por Gigamesh hace ya cerca de veinte años- me pareció que sería un excelente entorno de campaña para juegos de rol, impresión a la que contribuyeron los detallados mapas que aparecían en los libros. Nunca hice nada al respecto, desde luego, pero la idea de adaptar Lyonesse me zumbaba en la cabeza de vez en cuando cada pocos años.

Así que menuda alegría cuando me enteré de que precisamente esta ambientación es la que sería licenciada por TDM para aumentar la familia de Mythras. Y no con un suplemento, sino con un juego completo, con el sistema retocado aquí y allá para ajustarse a las particularidades de la obra de Vance. Quizá podamos ver el juego publicado antes del final de 2019. Eso estaría muy bien.

Mientras tanto, a modo de presentación con este nuevo entorno de campaña -y sobre todo, con el estilo y la actitud con los que un aficionado a las novelas esperaría encontrarse- la editorial ha publicado Coddefut´s Stipule, un breve escenario en el que poder comenzar a empaparse de esta ambientación. Escrito por Lawrence Whitaker, creo que cumple más que adecuadamente con este objetivo.

Para resumir a quienes no conozcan de las novelas -cuya lectura recomiendo vivamente-, la historia de Lyonesse versa sobre los acontecimientos desarrollados en un ficticio archipiélago situado al norte del mar Cantábrico, entre el norte de la península Ibérica y el sur de Gran Bretaña. Estas, las Islas Elder, son el lugar en el que encontramos varios reinos que compiten entre sí, en los que habitan caballeros con grandes reminiscencias artúricas, poderosos magos dedicados a sus investigaciones o a influir entre los reyes que conspiran unos con otros, criaturas feericas de lo más variado, incursores navales que recuerdan vagamente a los vikingos... una especie de Canción de Hielo y Fuego algo menos enrevesada, sin tanto gore ni vocabulario soez. Sexo sí que hay, aunque tampoco muy explícito.

Los personajes hacen más uso de su astucia que de su habilidad con las armas o la magia para superar enemigos y obstáculos. La picaresca y el engaño está a la orden del día, y los diálogos floridos y rimbombantes son habituales, sobre todo en enfrentamientos verbales entre los héroes de turno y los mezquinos mierdecillas con una pizca de autoridad con los que Vance gustaba de poblar sus historias.

Y lo cierto es que este escenario se ajusta muy bien a esas líneas.


Forma

Treinta y seis páginas grapadas. En el momento de escribir esta entrada el escenario sólo puede conseguirse a través de la propia TDM -no lo recomiendo a este lado del Atlántico-, y a través de las tiendas de OBS, como Drivethrurpg. Así que sus valores de producción son los habituales para estas publicaciones de impresión bajo demanda. Por el momento Aeon Games no cuenta con Coddefut´s Stipule en su catálogo, ni tampoco está en Lulu, que yo sepa. Igual eso cambia en los próximos días.

En cualquier caso, como ya ha convertido en costumbre, TDM vende este suplemento como si fuese un libro en color, cuando en las páginas interiores el único color es el de una pequeña reproducción del mapa de las Islas Elder -reproducido de nuevo, a página completa, en la contraportada, donde resulta mucho más útil-, mientras que la ilustración de portada no pasa de ser un boceto en blanco y negro. En fin.

Las páginas muestran unas elaboradas cenefas de temática feérica en los bordes exteriores de cada página, y alguna ilustración que sirve como ejemplo del estilo que tendrá el manual de Lyonesse que vendrá más adelante. Que por cierto, tiene buena pinta.

La cartografía que acompaña esta aventura resulta sencilla pero funcional, lo habitual en TDM, sin grandes despliegues estéticos pero sirve para lo que se ha hecho.


Contenido

Coddefut´s Stipule es un escenario que viene preparado para ser jugado con un grupo de personajes pregenerados. Esta parte es difícilmente negociable a menos que el grupo quiera hacer bastante trabajo para ajustar los ganchos de la aventura. Que resultan divertidos y del estilo de Vance: Cada uno de los PJ le ha hecho una jugarreta o un desplante -o no ha accedido a alguna demanda- del burgomaestre del pueblo en el que habitan, un capullo llamado Moribund. Con la aparición de una crisis -varios pescadores del pueblo costero han desaparecido mientras faenaban cerca de la isla de Coddefut, un reclusivo mago del que no se sabe nada desde hace algún tiempo- Moribund ha pensado que es una buena oportunidad la que se le presenta. Puede reúnir a todos esos indeseables que son los PJ y mandarles a una misión que, o bien resuelven, o bien puede que mueran. Todo son ventajas.

Así que el grupo, con poco más que lo puesto, va a tener que hacer frente al misterio y los peligros que les aguardan en la isla de Coddefut. La exploración, investigación y resolución de enigmas y problemas ocupará todo el tiempo de este escenario, así como el capítulo Coddefut´s Stipule, homónimo del módulo, y que es la aventura en sí. Antes de eso podremos haber leído About Lyonesse, que es una introducción a la ambientación y estilo de las novelas de Jack Vance que son la fuente del escenario y del próximo juego.

Tras el capítulo con la aventura -que incluye los perfiles de juego de PNJ y criaturas al final, como es habitual en los módulos de TDM-, hay una sección titulada Game Rules, que explican algunas particularidades y diferencias de Lyonesse respecto a Mythras. Todo el mundo cuenta con tres Puntos de Acción, por ejemplo, así como con tres Puntos de Suerte. Hay -o habrá, aquí apenas tenemos un pequeño adelanto- dos sistemas nuevos de magia, que son los que empleará la ambientación. Uno consiste en los poderes feéricos, mientras que el otro es el usado por los magos en su manipulación de los sandestín -entidades mágicas que los conjuradores pueden emplear a su servicio-. Siguen unas curiosas tablas para crear aleatoriamente nombres de pueblos, posadas y tavernas, así como para dar unas pinceladas sobre el terrateniente o potentado local -si alguien ha leído las aventuras de Cugel en la Tierra Moribunda comprenderá la razón de esto, y Lyonesse no es muy diferente en ese sentido-, y las que más gracia me han hecho, unas tablas para determinar la composición de platos y comidas, habitualmente descritas también en los libros de Vance. Me habrían venido bien en alguna de mis partidas, es el tipo de chorraditas que me gusta incluir pero que no se me da bien improvisar. Con un montón de ingredientes.

Después de algunos mapas, viene Coddefut´s Stipule Characters, un grupo de PJ casi indisociable de la aventura en sí. Todos ellos tienen trasfondos muy divertidos, cuentan con muchos recursos pero entre los mismos no se encuentra una gran capacidad de combate. Ese detalle es importantes, este escenario ha sido diseñado para ser jugado por PJ que no hagan del combate su primera opción. O incluso la última, si me apuráis.

Dos de estos seis personjes tienen algún conocimiento o habilidad mágica, lo que es descrito en las páginas finales del suplemento, Cuatro poderes feéricos usados por la mujer sabia y la hija de las hadas que hay entre los PJ disponibles.

Y ya.


Algunos comentarios

Creo que Loz ha captado admirablemente bien el estilo de Vance en la parte introductoria del escenario, que es la que sirve para meter a los jugadores en ambiente, intentando que se hagan una idea del estilo que mejor emulará al de las novelas -no es lógico esperar que todos los jugadores estén familiarizados con la trilogía de Lyonesse-, para que, una vez llegado el punto en que la pelota pasa a los jugadores, estos puedan seguir por su cuenta. Todo esto, por supuesto, asumiendo que lo que se desea es tratar de ceñirse a las fuentes.

La aventura en sí me ha llamado la atención por la forma en que se puede desarrollar. Y es que me ha recordado mucho a esas viejas aventuras gráficas de PC. Hay poco o nada de combate, según se juegue -que no es lo mismo que decir que no haya peligro ni conflicto-, y los PJ habrán de recurrir a su astucia y habilidades, no a sus armas. Y si llegan a las manos con algún habitante de la isla, tendrán que improvisar lo que usen para luchar. 

En cambio, las cosas se resuelven mucho mejor hablando, realizando indagaciones y tratando de unir las partes de un rompecabezas. Y sólo entonces afrontar el peligro. Como un escenario típico de Cthulhu, pero sin tanto horror ni locura. No tanto. Y sí con mucha más ironía y humor.

Creo que Coddefut´s Stipule muestra una de las vertientes en las que podrá jugarse en Lyonesse, la que es, en concreto, menos habitual en Mythras. Porque por supuesto las Islas Elder ofrecen cabida a los hábiles guerreros y poderosos magos más comunes en Mythras y en los juegos de rol en general. Y aunque no dudo que el próximo juego tendrá todas las opciones para jugar de esa forma, me parece todo un acierto haber usado una aventura como esta a modo de carta de presentación de Lyonesse, el juego de rol.

13 comentarios:

  1. Voy a tener que leerme Lyonesse de una maldita vez.

    ResponderEliminar
  2. El jardín de Suldrun mola... Cuando se muere Suldrun..

    Firmado: Aquerasturias (larga historia)

    ResponderEliminar
  3. Si incluyen las estadísticas de las dagas gallegas y el dios del tiempo de esa tierra ya me tienen ganado.

    Es mentira, ya me tenían ganado con cualquier cosa que tenga a Vance como fuente. Aunque tengo que decir que no soy nada fan del tercer libro, el cual me parece con mucho el peor de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es cierto que Madouc es muy distinto a las dos partes anteriores, y parece tratar una historia diferente. También es el que menos me gustó de la trilogía.

      Eliminar
  4. Me parece muy atractivo.

    Curiosidad: ¿por qué habrán decidido que todo el mundo tenga 3 puntos de acción? ¿Crees que será para evitar posibles críticas de la diferencia entre tener 2 o 3?

    ¿Y qué opinas de las largas listas de nombres de platos de comida que se incluyen al final del módulo? ¿Crees que es necesario dedicar 4 páginas a ello? Como no me he leído las novelas, me han sorprendido mucho estos «vancianismos».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Vance es muy de explicar culturas a través de sus costumbres y muchas veces a través de sus platos. A mí me parece un buen homenaje, salvo que me acabas de decir que se han "comido" cuatro páginas de un módulo de 30. Eso es el cachopo de las tablas culinarias.

      Eliminar
    2. @Runeblogger: Primero, ya puestos a homogeneizar los Puntos de Acción de todos los personajes, prefiero tres antes que dos. De esta forma la Iniciativa sigue resultando muy importante. Con dos puntos, un combate singular se queda en un intercambio, mientras que con tres queda claro quien lleva -nunca mejor dicho- la iniciativa, y se da pie a buscar nuevas opciones para cambiar las cosas, como destrabarse del combate y emplear la acción de evaluar la situación, volviendo a tirar iniciativa, por ejemplo. También hace que quien vaya con armadura más ligera cuente con una ventaja comparativa frente a quien se encuentre pesadamente acorazado.

      Segundo: ¿Necesario? En absoluto. Pero sí lo encuentro divertido. Como dice Fran Vidal, era muy propio de Vance, y ese es el tipo de detalles que me gusta. Es una cuestión muy menor, pero sirve para dar toques distintivos a tabernas y posadas. En algunas partidas de Classic Fantasy traté de implantar algo parecido -inspirado en muchos momentos de La saga de Geralt de Rivia, otros libros en los que la gastronomía cobra importancia-, y eché en falta no contar con algo de este estilo. Es verdad que cuatro páginas de tablas para generar platos son muchas, pero yo al menos pienso darles mucho uso. Así que no me supone un problema.

      Eliminar
  5. Pues aprovechando la ocasión (es decir, las vacaciones), me he empezado la trilogía y la semana pasada terminé El Jardín de Suldrun, que me ha encantado. Ayer empecé a leer La Perla Verde, aunque me habéis fastidiado un poco diciéndome que Madouc es el peor de todos xD. Aunque no me extraña; con Vance suele ser habitual disfrutar más del viaje que del destino final, o al menos con esa idea me dejaron los libros de la Tierra Moribunda.

    La verdad es que era una vieja asignatura pendiente, sobre todo teniendo en cuenta que se avecina juego basado en Mythras y basado en la saga. Y coincido con lo que comentaba el Cronista: la ambientación es muy, muy usable para un juego de rol de fantasía.

    En cuanto pueda, le echaré un vistazo con detenimiento a la aventura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo de Madouc no es como te resuelve la trama, sino que te escamotea a los personajes de las dos anteriores y lo ves todo a través de otro que no había salido hasta ese momento. Y es que a los de los dos primeros.libros les coges mucho cariño.

      Eliminar
    2. Lo curiso es que (creo que) sé quién es Madouc. Sale al final del primer libro.

      Bueno, pero me recomendáis que lo lea para saber por lo menos cómo acaba la saga, ¿no?

      Eliminar
    3. Hombre, pues claro. ¿Es de Vance, no?

      Eliminar