jueves, 23 de junio de 2016

Mythic Britain Companion


Al igual que como ocurriera con Monster Island, TDM publicó hace un tiempo, en forma de pdf, un documento que complementa el contenido de uno de sus suplementos. Cosas que se quedaron fuera de Mythic Britain, bien por falta de espacio en un libro ya voluminoso y apretado, bien porque se trata de material que no termina de cuadrar en ninguno de los capítulos, o porque se trata de un material prescindible, el caso es que en este Companion se recopilan unos cuantos detalles interesantes sobre el entorno de juego que ofrece Mythic Britain.

Eso, y los mapas. Ah, sí, los mapas. Ya mencionaré un par de cosas sobre eso al final.

Aunque no he encontrado ningún punto del documento en el que se especifique su autor, asumo que se trata de Lawrence Whitaker, pero quizá hay algún detalle que ha ido a cargo de Pete Nash.


Forma

No hay mucho que decir aquí. Se trata de un documento en formato pdf, de veintidós páginas de extensión, incluyendo portada y mapas. La maquetación es exactamente la misma que la de Mythic Britain. La portada usa como ilustración un primer plano del Merlín que A. J. Manzanedo dibujó para ese mismo libro, y hay un par de ilustraciones interiores de Lee Smith, recicladas de Shores of Korantia -de las que representan deidades-, y finalmente un conjunto de cuatro mapas muy vistosos y detallados.


Contenido

Este breve documento se divide en tres partes: Cults, Bryneich y Maps.

La primera, Cults, comienza detallando el culto de Mitra. Una hermandad religiosa de guerreros de élite, que para su iniciación han de superar un duro proceso. En las Crónicas del señor de la guerra, las novelas de Bernard Cornwell que tanta influencia tienen en Mythic Britain, el culto de Mitra cumplía un papel similar al que en las versiones más estándar del mito artúrico ocuparía la Tabla Redonda: Guerreros hermanados en condiciones de igualdad.

El culto está descrito con detalle, en particular el proceso de iniciación con todas sus pruebas, y los beneficios derivados de ser miembro. No son demasiados, pues aunque se trata de un culto religioso, en la práctica, dado el escaso nivel de magia en Mythic Britain, se trata más de una hermandad. Casi a modo de regla opcional, está la posibilidad de incluir algunas enseñanzas secretas de combate, unas maniobras que se reflejan en términos de juego mediante ciertos conjuros de Magia Común. También existe la posibilidad de aprender nuevos rasgos para el Estilo de Combate de un personaje.

También encontramos aquí el culto de Sabrinna, la diosa del río Severn. Está aquí como ejemplo de culto pagano, aunque se trata de uno importante. Las sacerdotisas de esta diosa pueden interaccionar con los espíritus que la sirven, incluyendo una lista de conjuros de Magia Divina y Teísmo que pueden usar estos espíritus. Igualmente, hay unos perfiles genéricos para los espíritus fluviales de Britania, tanto los menores como los de los mayores ríos.

Bryneich describe un pequeño reino costero en el norte, cerca de la isla de Lindisfarena (la actual Lindisfarne), cuyo principal rasgo es su fortaleza situada en una posición casi inexpugnable. Y tanto, pues Bryneich es la región que -nuevo guiño a Cornwell- algunos siglos más tarde Uthred, protagonista de la serie Sajones, Vikingos y Normandos, trata insistentemente de recuperar de las manos de su usurpador tío. 

La panorámica es una en la que se plantan las bases de lo que se puede encontrar en las novelas. Los restos del santo que atesoran los clérigos de la región, el acuerdo para entregar Lindisfarena a una comunidad monástica, cosas así. También hay notas sobre los individuos más relevantes de la zona. En conjunto, estas páginas pueden usarse para ambientar una partida o campaña de carácter local, o para complementar algún escenario que transcurra en la zona, como Caves of the Circind, uno de los que hay en Mythic Britain. En ese mismo sentido se añade la descripción de Lindis, un poderoso espíritu de la isla, mencionado en dicho escenario.

La última parte, Maps, es, en cierto modo, la que más me fastidia. No porque estos mapas estén mal, sino porque al menos uno de ellos debería haber sido incluido en el pdf de Mythic Britain.

Es exactamente lo mismo que ocurrió con Monster Island. En aquel caso, el pdf no incluía ninguna versión del mapa desplegable que acompañaba al libro impreso, lo que supone que, comparativamente, quien comprase la versión digital del suplemento recibía menos que lo que recibía quien comprase el ejemplar impreso. A menos que comprase el Companion correspondiente, paso necesario para disponer del mapa.

En Monster Island esto resultaba un fastidio, pues en el libro no había un mapa del conjunto de la isla que incluyese una leyenda -aunque sí pequeños mapas para señalar la localización concreta de algún punto de interés-,  pero al menos el libro de Mythic Britain estaba mejor provisto en ese sentido. Eso no quita, sin embargo, que me parezca injusto tener que pagar un extra para conseguir un mapa que ya viene en el libro impreso. Creo que lo suyo sería que el pdf de Mythic Britain ya incluyese el mapa.

Pero bueno, pasando a las características concretas. Son cuatro mapas, el primero de ellos es básicamente el mismo que aparece en el manual. Los otros tres separan los temas que se aglutinan en el primero; un mapa de reinos y lugares, otro dedicado solo a las localizaciones, y el último lista los lugares sagrados.

Hay un cambio aquí respecto a Monster Island Companion, que usaba un único mapa con varias capas. No sé si estará relacionado, pero aquel pdf ocupa más de ochenta megas, casi cuatro veces lo que Mythic Britain Companion.

Y ya.


Algunos comentarios

Como se puede comprobar, imprescindible no es. En conjunto se trata de unos cuantos detalles que pueden complementar el contenido de Mythic Britain, pero nada que realmente se vaya a echar de menos si no se tiene.

En especial me ha gustado el culto de Mitra y la sección sobre el reino de Bryneich. El primero puede añadir color a una campaña, la segunda puede servir, como mínimo, para ambientar algún escenario. Los mapas están bien, pero habría apreciado que en el pdf de Mythic Britain ya se incluyese el mismo que acompaña al libro impreso.

En definitiva, que aunque no es necesario -en el mal sentido, cuando un suplemento se vuelve necesario para jugar-, el contenido de Mythic Britain Companion sí tienen su utilidad, y pueden dar lugar a usos interesantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada